Disfuncion Temporomandibular

La articulación temporomandibular o ATM es una articulación poco conocida dentro del ámbito de la Fisioterapia y Rehabilitación, en comparación con otras articulaciones del cuerpo.

La ATM es una articulación que establece una conexión perfecta entre la mandíbula y el cráneo. En ella se van a articular el cóndilo de la mandíbula con la fosa articular del hueso temporal, en la base del cráneo. Son dos articulaciones simétricas, una en el lado derecho y otra en el lado izquierdo del cráneo, que permiten hacer movimientos de apertura y cierre de la boca, desplazamientos laterales y anteroposteriores. Esta articulación va a desempeñar un papel  fundamental para un gran número de actividades como la alimentación, fonación, masticación, respiración, expresión facial, …

Su correcto funcionamiento no va a depender de ellas dos solas, sino que intervienen un conjunto de músculos, ligamentos y componentes nerviosos que participan en su movimiento. La oclusión dental, es decir, la relación existente entre las piezas dentarias superiores e inferiores al cerrar la boca, también tendrá mucho que ver en la funcionalidad de la articulación

La disfunción temporomandibular  se va a presentar cuando una, o ambas ATM no funcionen de forma correcta y coordinada, ya sea por motivos propios de la articulación (la propia articulación, musculatura masticatoria), o por tensiones adyacentes a las mismas. Como síntomas principales de esta disfunción tenemos: dolor y aumento de la sensibilidad en la región temporomandibular (es la causa más importante de dolor no dental en la región orofacial), dolor facial difuso, limitación y/o asimetría en la abertura de la boca y sensación de bloqueo en sus movimientos, ruido articular, zumbido de oídos, dolor facial, craneocervical, cefaleas y afectación de la musculatura masticatoria, supra e infrahioidea.

Dentro de los síntomas más llamativos que padecen los pacientes, se encuentran los ruidos o sonidos articulares que pueden ir acompañados o no de dolor al movimiento.

Algunas de las causas de estos sonidos son:

  • Subluxación anterior o lateral del cóndilo durante la apetura amplia o en movimientos laterales
  • Coordinación neuromuscular perturbada (los dientes inferiores sobrepasan los bordes o crestas de dientes superiores)
  • Adhesión de las superficies articulares por mala lubricación del liquido sinovial.
  • Degeneración del conjunto cóndilo-menisco de la articulación.

La fisioterapia puede ayudarte a restaurar el movimiento natural de la mandíbula y a reducir el dolor. Si el fisioterapeuta determina que tu dolor en la mandíbula no está relacionado con la alineación de los dientes, seleccionará el mejor tratamiento basado en la exploración física. Los tratamientos de fisioterapia para la disfunción de la ATM pueden incluir:

  • Ejercicios activos y movilizaciones manuales (terapia manual): solos o en combinación, pueden ser efectivos en el corto plazo para el aumento de la apertura vertical total en pacientes con disfunciones de la ATM, resultantes de un desplazamiento agudo de disco, artritis aguda, o síndrome miofascial agudo o crónico. A menudo se incluye en el protocolo de tratamiento, un programa de ejercicios para realizar en casa.
  • Educación postural: si tu fisioterapeuta ha observado en la exploración física una postura inadecuada, el tratamiento estará orientado a reequilibrar la postura mediante diferentes métodos. Por ejemplo, una postura adelantada de la cabeza al sentarse puede indicar que se está poniendo en tensión la musculatura que hay debajo de la barbilla, causando que tire de la mandíbula inferior, generando una abertura bucal incluso cuando se está descansando, incrementando el estrés en la articulación temporomandibular. Como consecuencia, los músculos de la mandíbula podrían estar trabajando en exceso para forzar el cierre de la boca y evitar la abertura de la boca.
  • Tratamientos especiales para el dolor: Además de la terapia manual, si el dolor es severo, tu fisioterapeuta puede decidir utilizar tratamientos para reducir el dolor como: la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS), ultrasonido, calor o frío en las zonas doloridas o contracturadas.
  • Técnicas de biofeedback: con procedimientos de autorrelajación.

El tratamiento de los trastornos en la ATM es multidisciplinar, ya que pueden intervenir varios profesionales sanitarios. Si la disfunción de la ATM está causada por problemas de alineación de los dientes, el fisioterapeuta puede derivarte a un odontólogo.

En los casos muy severos de disfunciones de la ATM y cuando el tratamiento conservador haya fracasado, será necesaria la cirugía mediante artroscopia, artrocentesis o cirugía abierta.

About the Author :

Leave a Comment

START TYPING AND PRESS ENTER TO SEARCH